Se ha producido un error en este gadget.

martes, 14 de julio de 2009

A la sombra de un recuerdo sin alas




A la sombra de un recuerdo sin alas,
perdida en la insolación de la noche.
En este camino de calles no asfaltadas,
se va perdiendo mi calma en el derroche.

Y miro, veo una realidad irreflejada
una negrura empapando mis pupilas;
un sueño desbastado, hecho casi trizas
y el corazón con su puerta desdentada.

Al compás de la monotonía de la vida
que se vuelve cada vez más amarga,
el insulso destino que viene y embarga
y las nubes que sólo socavan la salida.

Estoy varada en aquel puerto del desierto
donde queda madera sobre el mar de arena,
y los rastros “desvenjecidos” de sueños muertos
y de aquellas ilusiones que fueron tan ajenas.

Contemplo, observo transcurrir esta tristeza
que gira despiadada y abyecta a mi alrededor,
consumiendo en llamas mi ineficaz entereza
produciendo los latidos de mi sangrante corazón.




Natalia Ruth Espinosa

4 comentarios:

  1. Olá,querida!
    Maravilhosa sua poesia,suave e sensível.
    Parabéns. Besos,
    Cibele desde Brasil

    ResponderEliminar
  2. Hola Cibele! No puedo creer que me cueste tanto tu idioma, espero lograr aprender lo básico y así comprender mejor lo que tú escribes. Gracias por tu bello comentario, aunque me quedo con la duda de qué es "Paranbéns".
    Besos desde Argentina

    ResponderEliminar
  3. Me gusta esa profundidad de tus palabras
    que riegan a la meditación, a la profundidad de nuestro yo, felicitaciones por tu poema

    ResponderEliminar
  4. Gracias Francisco, es lo más humano de la humanidad, por ello lo más vulnerable, y éste es el motivo de que se esconda.
    Un placer contar con tu comentario.
    Gracias.
    Natalia

    ResponderEliminar