Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 9 de agosto de 2009

Había otra vez


Había otra vez




Había otra vez que los niños,
despojaron los cuentos tradicionales,
buscaron con versos y sueños
construir algo nuevo inimaginable.

Del bosque despojaron a Caperucita,
al lobo le pusieron las botas del gato,
le sacaron el castillo a la princesita,
y con ello, hicieron un nuevo relato.

La selva también había cambiado…

El rey ya no era león, era conejo,
la liebre de pronto era elefante,
así los canguros en cangrejos
y la ardilla se volvió más interesante.

Las flores sufrieron cambios al instante…

Las rosas no llevaban pétalos,
estaban florecidas de haditas,
los girasoles giraban con la luna
y el césped se cubrió de margaritas.

Un lugar para niños…

Allí en aquel mundo:
no jugaron rayuela ni escondidas,
simplemente formaron una ronda,
pero no redonda, era bien cuadradita.

Y así asidos de las manitos,
cada uno se puso a versar.
Le quitaron el prestigio a la prosa,
ya no era la única que podía contar.


Espinosa, Natalia Ruth

No hay comentarios:

Publicar un comentario